Solicita información

Blog

Noticias

La digitalización: “mucho que ganar y poco que perder”

Desde Educarne entendemos que la digitalización resulta un paso imprescindible en la transformación de todo negocio, también de aquellos del sector cárnico y sus derivados. Dependiendo del tipo de empresa, se dará dentro de unos términos u otros, pero debe ser una meta a alcanzar.

Dentro de las diferentes actividades que estamos llevando a cabo para ayudar a estos comercios a especializarse en este campo, realizamos el pasado mes de  julio un estudio sobre la implantación e implementación de las TIC en una serie de empresas del sector del comercio especializado de la carne y sus derivados, en el marco del convenio de colaboración firmado el 23 de Marzo de 2021 con la entonces Consejería de Economía, Empleo y Competitividad (actual Consejería de Economía, Hacienda y Empleo) de la Comunidad de Madrid, para la asistencia técnica, en materia de ordenación, promoción y fomento de la actividad comercial

Entre las empresas seleccionadas para el diagnóstico, Las Viandas de Julián resulta ser uno de los comercios del sector que han apostado fuertemente por esta iniciativa, y hemos hablado con Julián, su Gerente, para que nos explique cómo ha sido este proceso de digitalización de su negocio.

Buenos días, Julián. Lo primero muchas gracias por concedernos esta entrevista. ¿Cuándo decidisteis digitalizar vuestro negocio?

La verdad es que fuimos uno de los primeros comercios del sector en apostar por la venta digital. Así, hace cuatro años, aproximadamente, comenzamos utilizando Amazon como canal de venta online.

¿Qué fue lo que os llevó a tomar esta decisión?

Nosotros llevamos más de 30 años en funcionamiento, siempre muy activos y tratando de innovar. Por eso, pensamos en comenzar con la venta online, porque vimos que esta vía nos permitía abrir nuevas posibilidades: era un canal más de venta, que es cierto que nos suponía unos costes, pero que también traía bastantes clientes y, sobre todo, mucha visibilidad para el negocio.

¿Habéis notado una evolución positiva en vuestro negocio desde que implantasteis novedades en este aspecto?

La realidad es que pasamos de ser una tienda pequeña del barrio a que nos conocieran en barrios anexos, en otras zonas de la Comunidad de Madrid e, incluso, de España. Esto nos abrió los ojos, porque nos dimos cuenta de que teníamos que digitalizarnos y estar ahí, tanto en las redes sociales como con una página web. Ahora nuestro siguiente paso, que ya estamos en ello, es abrir nuestra propia página de venta online, sin depender de terceros.

¿Cómo vivisteis este proceso de cambio?

Para nosotros era un mundo desconocido. Yo, por ejemplo, no tenía ni Facebook ni Instagram, ni nada. Pero tratamos de aprender poco a poco, porque reconozco que hoy en día es imprescindible dar este paso, dotar a la tienda de estas tecnologías, para que te conozca todo el mundo.

¿Es importante que los comercios especializados del sector cárnico y derivados se encaminen hacia un panorama donde la digitalización sea algo permanente?

Lógicamente, nos gustaría que en nuestro gremio este tipo de iniciativas estuvieran más implantadas. Yo entiendo que haya personas a las que les puedan costar más ciertos aspectos de este tema, pero para subsistir tenemos que estar presentes también en este plano digital. Optar por una digitalización del negocio no va a eliminar la venta presencial, que es nuestra mejor herramienta y no se va a ir. Pero este es un canal que no te quita nada, ¿por qué lo vas a despreciar? Es una oportunidad que te da la vida, los tiempos, es absurdo despreciarlo.

Para finalizar, ¿qué consejo le darías a aquellos que aún no han implantado estas tecnologías en sus negocios?

Les diría que no lo duden, que hay mucho que ganar y poco que perder. Que se metan sí o sí porque hay poco que pensar. A medida que conoces este mundo, te das cuenta de que no hay que tener tanto miedo, que es muy sencillo. Puede que genere dudas, sobre todo antes de decidirse, pero a medida que le coges el tranquillo, le coges también el gusto, porque ves, por ejemplo, que tienes más seguidores en redes sociales, que te llama cada vez más gente, que vendes más…  es una motivación. Es igual que cuando abres una tienda física y cada día entra más gente, pero con la particularidad de que esta es una tienda online. Son dos negocios en uno y se complementan entre sí. Esto lo único que hace es aportar.

Creo también que es importante informarse del tema y tratar de aprender. Porque, como era mi caso, fue a base de hablar con otras personas del gremio que también tenían implantada esta idea, y de hacer cursos, bien a través del Ayuntamiento, de la Comunidad de Madrid o de Educarne, como aprendí más sobre esto.  Hay que tener presente la idea de que, antes o después, es un paso que hay que dar. Sin prisa, pero sin pausa.

 

 

Compartir:

AMPLÍA INFO