Solicita información

Blog

Noticias

Conclusiones del estudio realizado en comercios del sector cárnico y sus derivados de la Comunidad de Madrid

Gracias al acuerdo de colaboración firmado con la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, en materia ordenación, promoción y fomento de la actividad comercial, se ha podido llevar a cabo este análisis de situación con el que se han podido detectar posibles problemas y puntos de mejora de estos comercios especializados, con el objetivo de poner en marcha las estrategias adecuadas que aseguren el desarrollo del negocio y mejoren su competitividad, adaptándose a las nuevas demandas y tendencias de consumo.

La jornada, impartida de forma online por Emilio Ábalos, economista y consultor especializado en el asesoramiento a comercios, ha sido posible gracias al acuerdo de colaboración firmado con la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad para la asistencia técnica en materia de ordenación, promoción y fomento de la actividad comercial.

Los análisis de los datos obtenidos se segmentaron en dos categorías, gestión económica e imagen del establecimiento, siendo estas algunas de las conclusiones más significativas:

GESTIÓN ECONÓMICA

  • El 69,5% de los responsables de los establecimientos analizados afirma no conocer el umbral de rentabilidad de su negocio, cuando esta variable es clave a la hora de saber cuándo un negocio deja de perder dinero. A la pregunta de cómo obtiene la rentabilidad, la mayoría (un 57,3%) afirma que saca el beneficio total del negocio.
  • Llama la atención que prácticamente la mitad de los responsables de los establecimientos analizados afirma que no hace inventario en su negocio (52,4%), y al ser preguntados por los datos que recoge a final de mes, la mayoría se fija en las ventas (95,1%), seguido de los gastos fijos (62,2%) y solo el 30,5% en el margen bruto.
  • A la hora de fijar precios, el 69,5% declara que lo hace en base a los precios de compra, y un 43,9% en base al porcentaje de margen que deseo obtener. Hacer un escandallo permite conocer el precio óptimo de un producto, pero solo el 24,6% tiene un programa de cálculo para ello.
  • En cuanto a las previsiones de ventas, el 63,4% confiesa que no realiza previsiones en este sentido. Entre el 36,6% que sí las hace, la mayoría las realiza teniendo en cuenta las ventas del año anterior (un 80%), seguido del 40% que prefiere en función de las existencias que tiene y después se sitúan los que optan por el beneficio que quiere obtener (33,3%).
  • La política comercial, que recoge la estrategia propia para comercializar de más efectiva los productos, es un concepto desconocido por el 47,6% de los responsables de los establecimientos.
  • Respecto a la competencia, el 53,7% asegura que no mira sus precios, mientras que el 29,3% solo lo hace de forma esporádica.
  • En cuanto al análisis de la clientela, el 70,7% afirma que no tiene una base de datos de clientes, registros que permiten poner en marcha las acciones de fidelización más adecuadas. Cabe señalar que solo el 7,3% de los negocios tiene una base de clientes que utilizan para saber lo que venden y ganan con cada uno de ellos.

IMAGEN DEL ESTABLECIMIENTO

  • Cabe destacar que solo un 5% hace escaparates basados en un calendario de acciones comerciales. Es recomendable que el logo aparezca en todos los soportes gráficos de la empresa; sin embargo, en el caso estos comercios, el 21% aún no lo incluye en el rótulo del establecimiento.
  • Una vez en la tienda, lo que más preocupa a los analizados es que los clientes puedan percibir un olor agradable al entrar (un 77,1%), mientras que la segunda preferencia es una buena temperatura (72,3%). Además, el 91,6% está convencido de que su negocio es visualmente atractivo para el cliente. El 60,2% pone la radio en su establecimiento, cosa que se desaconseja si no se escucha exclusivamente música.
  • El 19,3% desconoce lo que son las zonas frías en una tienda –aquellasdonde hay menos tránsito de personas–, cuando se trata de un aspecto fundamental a la hora de saber cuál es la mejor ubicación para cada producto. El principal criterio en este sentido es agruparlo por familias (66,3%), seguido de en función de las ventas (38,6%). Un 25,3% no sigue un criterio comercial sino de comodidad, y el 15,7% no tiene un criterio definido.
  • La opción mayoritaria a la hora de dar a conocer las acciones comerciales es poner cartelería (59%), mientras que el 12% confiesa que no hace nada en este sentido. Únicamente el 19,3% utiliza las redes sociales (solo una o varias a la vez). Un calendario de acciones comerciales para desarrollar a lo largo del año solamente lo tienen el 6% de los establecimientos.

Con las conclusiones obtenidas y la formación impartida, en septiembre se entregará a los participantes en el estudio una guía de recomendaciones y pautas a implantar en sus respectivos negocios a modo de plan de acción, con la perspectiva de convertirse en una empresa que se adapte a las nuevas tendencias de consumo.

 

 

Compartir:

AMPLÍA INFO

    DESCARGA PRESENTACIÓN